La orilla desnuda

La noche derramada
asombra tu aliento
La noche erótica
impulsa las estrellas
a enredarse en tu pelo
Te muerdo con los ojos
para no mancharte
Alargo éste exceso
de descubrirnos
en la orilla desnuda
la misma piel.


Ven, agítame

atraviesa el terciopelo

que nos separa

que pospone

desde siempre

los encuentros

Ven, aprieta

el aire que respiro

resbala tus colores

resuelve

este teorema de pasiones

Ven, prostituta bella

trae tu cuerpo azul

para iluminar

la noche.

No hay comentarios: